Claves para entender la ovulación

¿En qué consiste exactamente la ovulación?

Es el proceso mediante el cual el óvulo madura en el ovario para después producirse su expulsión. Desde el ovario se dirige a la trompa para poder ser fecundado. Se realiza de forma cíclica y viene precedido siempre por un estímulo hormonal. Por eso las mujeres que padecen alteraciones hormonales pueden tener problemas en ese sentido.

¿Podemos notarla?         

Por supuesto. Aunque no notarla no significa que no se produzca. Muchas veces no la identificamos porque no sabemos qué es lo que debemos notar.

¿Y cuáles son los síntomas habituales?

La ovulación se produce normalmente a mitad del ciclo, aproximadamente a los 14 días desde el inicio de la regla, en un periodo de 28 días. Pero antes tienen lugar dos picos hormonales consecutivos. El primero es una subida de estrógenos que se reconoce porque cambia el espesor y la cantidad de flujo vaginal. Inmediatamente después tiene lugar un pico de LH (hormona luteinizante) con el que se empieza a segregar progesterona para preparar la matriz ante un posible embarazo. Esto último se nota en un aumento de la temperatura al levantarte por la mañana de 0,5 ºC. Atendiendo a estos dos síntomas, sumado a un cierto dolor que puede provocar este proceso, reconocerás cuándo ovulas.

¿Por qué hay mujeres que no perciben nada?

No todo el mundo tiene la misma sensibilidad al dolor y el flujo vaginal  y la temperatura pueden alterarse por otras causas físicas o patológicas. Esto explicaría porque hay mujeres que notan muy bien las ovulaciones y otras que no podrían reconocerlas. En cuanto al dolor, lo normal es que se resuelva con un poco de reposo o con analgésicos si es necesario, aunque también puede pasar desapercibido.

¿Hay pruebas para que el médico la detecte?

Por supuesto. Primero se realiza una historia clínica para saber qué tipo de ciclo tiene la mujer y luego una revisión ginecológica. Durante la exploración, el médico se fija en el moco vaginal y en los signos de dolor al tacto. Mediante la ecografía también se ven ciertas señales que hacen pensar al médico que se ha producido  la ovulación. Finalmente, se puede hacer una analítica hormonal entre el día 21-22 del ciclo para cuantificar el nivel  de progesterona y saber si se ha producido la ovulación o no. Aunque hoy en día lo que más se realiza es un análisis hormonal entre el segundo y el tercer día del ciclo (se analizan las hormonas hipofisarias) que ofrece mucha más información sobre el correcto funcionamiento del ciclo menstrual, así como de la reserva ovárica.

¿Qué relación tiene la ovulación con la fertilidad?

Cuando se está buscando un embarazo lo aconsejable es enfocar las relaciones sexuales a los días previos y posteriores a la ovulación. Existen test de ovulación que se venden en farmacias y que detectan el pico de LH previo a este proceso. Tomar la temperatura basal también es útil para saber cuando ovulas. Pero si tus ciclos son muy regulares, de 28 a 30 días, basta con orientar las relaciones hacia los 14-15 días siguientes al inicio de la regla.

Fuente: Contraception 2008

0 comentarios

Escribe tu comentario

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *